Como mejorar la circulación de un parking y evitar aglomeraciones.

En ocasiones los dueños de zonas de aparcamiento como centros comerciales y grandes superficies se ven desbordados a ciertas horas punta, el colapso de las entradas y salidas de sus aparcamientos es debida a una mala planificación y a conductores que no respetan las normas de circulación establecidas.
Conducir a los vehículos de forma efectiva, evitando las aglomeraciones puede ser tan fácil como re-direccionando el tráfico, habilitando o cambiando sentidos de circulación y manteniendo un flujo constante. Cuanto mayor sea el recorrido que tienen que realizar los coches a la hora de entras mejor será el flujo, por ejemplo, si redirigimos en la entrada de un parking, que tiene tres plantas subterráneas, de forma que los conductores se vean obligados a bajar directamente a la última planta, los usuarios tendrán que moverse más fluidamente si quieren estacionar en la primera planta, de este modo mejoramos la fluidez y evitamos embotellamientos.
Pero como podemos hacer estos cambios de circulación de una forma fácil, rápida y efectiva, pues la respuesta es fácil, mediante herramientas como las barreras viales y trafitambos, son fáciles de almacenar, se colocan en cuestión de minutos y no pesan mucho, además se retiran muy rápido y pueden ser guardados de nuevo.

Estas herramientas viales son llamativas y algo voluminosas, sirven como barrera, aunque estas están fabricadas con materiales que absorben los impactos y evitan deterioros a los vehículos en caso de colisión. Por lo general suelen estar fabricadas en PVC o caucho, incluso en una combinación de ambas y suelen ser de colores llamativos para llamar la atención de los conductores.