Cerraduras antipánico

 

Las cerraduras antipánico también conocidas como barras antipánico, son un mecanismo que se puede abrir de forma muy fácil, son llamadas barras antipánico ya que, como su mismo nombre lo dice, son una barra que se puede encontrar de forma horizontal y que puede abrirse aplicando un poco de presión en dirección hacia la salida. Este tipo de puerta solo puede abrirse en una sola dirección.

Este tipo de cerradura la podemos encontrar instaladas en las salidas de emergencias de locales, centro comerciales y hospitales ya que no hace falta hacer mucha presión para accionar su mecanismo y ya que solo se puede abrir en una sola dirección es perfecta para los casos de emergencias ya que las personas pueden abrirla de forma inmediata para encontrar su camino hacia la salida.

Este tipo de cerradura es de gran ayuda para los momentos en los que ocurre una emergencia ya que en estos casos las personas buscan una forma fácil de salir del lugar sin la necesidad de abrir o cerrar una puerta. Estas en su caso solo necesita que se realice un mínimo de fuera para que puedan se abiertas desde el interior de un lugar pero nunca desde el exterior.

Al igual que muchos mecanismos de seguridad, este tipo de puerta también se puede dividir en diferentes tipos como por ejemplo lo son las puertas antipánico de sobreponer y las cerraduras antipánico de embutir. Cuando se habla de estos dos mecanismos la única diferencia que presentan son su diseño ya que a la hora de instalarlas ambas tienen el mismo funcionamiento.

En el caso de las cerraduras antipánico de sobreponer, estas cuentan con un diseño e donde la barra se encuentra conectada a un sistema de dos tubos de forma vertical. Cada uno de ellos se encuentra a su vez conectado a la parte superior e inferior de la puerta. Estos a su vez cuentan con pestillos que al momento de encontrarse cerrados está conectado a las puntas de estos y a los marcos de la puerta y se encuentran bloqueados. A la hora de accionar el mecanismo con la barra antipánico, estos pestillos se abren y perite que la persona pueda salir del lugar sin ninguna dificultad. Una diferencia en este tipo de cerradura es que todo el mecanismo que se encuentra conectado a la barra antipánico es que este se encuentra a la vista de todos por lo que queda expuesto.

La cerradura de antipánico de embutir es que el mecanismo de equipamiento para abrir esta puerta se encuentra por dentro y no puede ser observado por las personas a la hora de abrirla misma.

Estas cerraduras son una de las más utilizadas en las salidas de emergencia ya que se encuentran a la altura necesaria para que las personas puedan abrirlas sin tener que subir o bajar mucho los brazos pues está a la altura necesaria. Al igual que todas las puertas estas también cuentan con una manija en la parte del exterior que se puede abrir por medio de una llave para las personas que quieran tener acceso de afuera hacia adentro.

Mas info en: