Consejos de decoración para pintar tus paredes y techos

Cuando llega el momento de elegir el color de las paredes y techos de una habitación, muchas opciones estarán disponibles. Es importante tener nociones básicas de qué se está buscando, qué ambiente desea crear, y qué estilo quiere que predomine en ese lugar.

 

Variables como la marca de la pintura, tipos de acabados, y por supuesto, una gran variedad de colores, son las que posiblemente dificulten la tarea. Ya que cuando uno busca una nueva decoración para su hogar, solo desea lo mejor, y la amplia variedad de opciones puede llegar a ser abrumadora.

 

Es por eso, que tener en claro algunas recomendaciones para hacer ese proceso más sencillo es esencial, y le aseguramos que estos consejos facilitarán el camino para encontrar el color de pintura ideal para sus paredes.

 

Quizá no tenga idea de qué color es el más adecuado, si este es el caso, siempre hay opciones que están demostradas combinan en muchos ambientes; nos referimos a los colores neutros. Colores como el blanco, crema o amarillo tienden a ser los indicados la mayoría de veces. Por otro lado, también puede seleccionar un color que ya está presente en alguno de los elementos ubicados en esa habitación, ya sea un mueble, cuadro, cortina, u otro; lo mejor es elegir uno que no predomine para que se dé un contraste.

 

Es importante tomar en cuenta los tipos de luz que estarán presentes en la habitación. La luz natural y la luz artificial hacen que la pintura se vea de una manera distinta. Es por ello, que en las tiendas especializadas suelen haber zonas que están dedicadas a ese aspecto, ofreciendo distintos tipos de lámparas con focos particulares, cada una de ellas servirá para que tenga una idea de cómo se verá la pintura con esa iluminación.

 

Finalmente, nunca olvide que una de las cosas más importantes es qué sentimiento desea transmitir con la decoración de su hogar. Cada ambiente obedece a una intención distinta, así que no tenga miedo de elegir colores diferentes entre habitaciones.

 

 

La fisioterapia deportiva y la prevención de lesiones

 

La práctica de deportes es fundamental para una vida saludable, contrarresta el estrés de la rutina laboral, y ayuda a evitar problemas como la obesidad, si se lleva de la mano con una dieta equilibrada es más que seguro que una buena salud estará garantizada. Sin embargo, como en toda actividad física, se pueden presentar diferentes tipos de dolencias, por eso es importante conocer la fisioterapia deportiva y como ésta puede ser aplicada en la prevención de lesiones.

Masaje, Terapia, Relax, Salud, Bienestar, Spa

El papel de la fisioterapia en el deporte es esencial. Ya sea si se practica de manera profesional, amateur, o simple entretenimiento los fines de semana. Es por eso que siempre es recomendable la presencia de un especialista antes o después de realizar un deporte. Una persona que tenga los conocimientos necesarios sobre la anatomía del cuerpo humano, así como los procesos de rehabilitación que deben realizarse.

 

La prevención de posibles lesiones que se llegan a producir se puede llevar a cabo de distintas formas. Por ejemplo, la aplicación de vendajes que recubran zonas claves que tienen tendencia a lastimarse es una muy buena medida, así como estiramientos para evitar que los músculos y las articulaciones se resientan durante el esfuerzo intenso que tienen que soportar. También los masajes previos a la práctica, y del mismo modo, aquellos que deben ser realizados luego.

 

Es fundamental que el especialista se informe qué dolencias tienden a manifestarse en el individuo que se está tratando, de esa forma se puede enfocar a esos problemas, concentrándose en ejercicios que estén diseñados para esas zonas particulares, así como estiramientos que reducirán las posibilidades de que se presenten nuevamente esos malestares.

 

Como conclusión, la fisioterapia deportiva y la prevención de lesiones son uno de los aspectos más importantes en la práctica de deportes, recuerde que debe cuidar su cuerpo para que pueda dar el cien por ciento cuando se encuentre en el campo.

 

 

Como limpiar la bañera y el inodoro

Para limpiar la bañera no necesariamente debemos usar productos fuertes que nos hagan daño a la salud. Podemos utilizar el vinagre para quitar los residuos de jabón y bicarbonato para quitar las manchas.

Si la bañera tiene manchas de óxido, utiliza jugo de limón, sal y abundante agua puede hacer que se aclararen. Si posee manchas de color amarillo se utiliza la trementina para limpiarla frotando fuertemente con un paño.

También debemos tener en cuenta el material de que está hecha la bañera así se nos hará más fácil limpiarla. A continuación te mostramos las indicaciones para limpiar la tina del baño:

Bañeras de porcelana o mármol

Cogemos 2 tazas de bicarbonato, 2 de vinagre y 2 de amoniaco juntamos todo bien a un galón de agua caliente. Vacié esta mezcla en la bañera y talle con un cepillo de celdas duras. Después puedes dar ventilación al baño para que el olor concentrado salga.

Bañeras de material de formica

Podemos limpiarla con limón y aceite de almendra. Se empapa un paño limpio de esta mezcla y se frota en la toda la bañera.

De esta manera y cuidándote con guantes mantendrás una higiene en tu ducha a diario. Si quieres optar por otros productos químicos puedes hacerlo, intenta con ácido muriático, polvo de duchas entre otros, lo importante es que tu baño luzca reluciente.

Como limpiar el inodoro

El inodoro es fácil y rápido de hacer la limpieza, debemos siempre de mantenerlo limpio para evitar el acumulo de bacterias y machas. Por lo tanto un limpiado diario no estaría mal.

Necesitaremos una escobilla, guantes, un cepillo para inodoros y una toalla desechable. Podemos con la toalla desechable limpiar toda la taza por fuera. Luego para la parte de adentro necesitaremos un poco de cloro y cepillaremos, enjuagamos con la palanca y listo.

Si el inodoro posee ya manchas, podemos utilizar amoniaco o lejía y dejarlo por 15 minutos en la taza, luego cepillar y enjuagar.

Si la taza está muy sucia y tiene manchas por donde quiera, podríamos utilizar vinagre caliente con sal o algunos polvos que venden en las tiendas de conveniencia.

 

 

 

Oposiciones a Sanidad, Cursos de Enfermería

La profesión de enfermería cubre una gran área del sector sanitario. Sin embargo, este trabajo parece ser emocionante, pero es un reto, además de incluir responsabilidades panópticas que se derivan hacia la atención y el tratamiento de los pacientes. Una naturaleza amorosa, dedicada y amable son los requisitos más importantes y necesarios para un enfermero o enfermera. Uno debe tener inmensa paciencia para realizar eficazmente los trabajos de asistencia y la atención de los físicamente débiles, heridos, niños, pacientes de gran edad y los pacientes con problemas mentales.

A medida que estas habilidades y conocimientos de enfermería no están arraigados en las personas por lo general y tampoco se puede aprender de un día para otro, por lo que le obliga a someterse a algún tipo de formación especializada para aprender todas las habilidades y conocimientos para trabajar como enfermeros/as profesionales.

Completar un curso de enfermería puede conducir a oportunidades de trabajo públicas en un hospital, hogares de ancianos, enfermeras especializadas, hasta tratar casos quirúrgicos, pacientes de maternidad o pediátricos.

El procedimiento de admisión en los cursos, suele incluir una prueba de acceso en la que por general se prefieren estudiantes de la rama de ciencias. Además de estos cursos, también hay cursos de certificación para diversas especialidades en enfermería como matronas, ATS, técnicos y algún servicio especializado.

Aparte el trabajo diario requiere observar el estado de los pacientes y luego informar a los médicos del progreso diario, o en caso de que si hay alguna emergencia con el paciente, saber actuar en consecuencia a la gravedad que se nos presenta.